Una Mirada Acerca de Como las Uniones Elevan a los Trabajadores

Las Uniones no solo son acerca de huelgas y políticas – las historias que los medios cubren. Hay una gran historia que los medios generalmente dejan pasar acerca de las Uniones: como, concretamente, mejoran las vidas de los trabajadores.

Por Steven Greenhouse

21 de noviembre del 2021

La supervisora de café Madeleine Souza-Rivera hablando en una reunión de la Unión

Este artículo fue originalmente publicado aquí en Ingles. Es publicado en asociación con The Century Foundation un grupo progresivo de reflexión.

  • Laura Asher, una anterior paramédica que estaba trabajando como asistenta de hospital, vio como su salario aumentó cuando entro al programa de aprendices de la Unión para hacerse operadora de grúa.Su salario ahora es más de tres veces lo que pagaba su trabajo de hospitalidad.
  • Gregory Swanson, un maestro de escuela charter, estaba muy frustrado porque el más alto oficial de la escuela le asignó un salario mucho más bajo que su nivel de experiencia. Pero su contrato de la Unión cambió eso, exigiendo que la escuela siguiera una escala salarial basada en años de experiencia.
  • Madeleine Souza-Rivera, una barista en un café en uno de los enormes complejos de oficinas de Google, antes se sentía abrumada por los $9,600 que pagaba cada año en primas de cuidados de salud. Gracias a su contrato de Unión, ahora ella no paga nada por primas de salud.
  • Donnell Jefferson, un trabajador de bodega se quejaba que nunca estaba seguro acerca de cuando podía salir del trabajo – su jefe repentinamente ordenaba a los trabajadores a que trabajaran dos y algunas veces hasta ocho horas extras. Pero con su contrato de Unión sus horas de trabajo ahora son mucho más predecibles.
  • Lori Quinn, una housekeeper de hospital que limpia unidades de cuidados intensivos, ha visto un aumento de 70 por ciento en su salario desde que el hospital se sindicalizó hace seis años. Es más, sus primas de seguro de salud han sido recortadas a la mitad.

Más de 14 millones de trabajadores de los Estados Unidos – carpinteros, trabajadores del acero, enfermeras, maestros, conductores de camiones y muchos otros, son miembros de la Unión, pero raramente uno lee acerca de como las Uniones han mejorado los trabajos y las vidas de los trabajadores.

Hay muchas historias acerca de huelgas de varias semanas, campañas luchando por sindicalizaciones, el papel de la Unión en campañas políticas, y Uniones luchando por aumentar el salario mínimo. Tal vez se considere demasiado prosaico, pero casi no hay historias que examinan a fondo como pertenecer a una Unión o hacerse miembro de una Unión ha cambiado las vidas de los trabajadores y mejorado las cosas para sus familias.

Este reporte es acerca de cinco trabajadores – un trabajador de construcción, un maestro de escuela charter, una barista, un operador de grúa en una bodega y una asistenta de hospital – y documenta como ser miembro de una Unión ha elevado a esos trabajadores, ha mejorado sus salarios y beneficios y les ha dado una voz mucho más fuerte en el trabajo.

Madeleine Souza-Rivera, Barista 

“He trabajado en servicios de comidas toda mi vida” dijo Madeleine Souza-Rivera, nativa de California, de 33 años de edad. A los 16 años empezó a trabajar en una “Cold Stone Creamery” en Fremont, su ciudad natal, y después de la secundaria obtuvo un trabajo en una panadería en Los Ángeles. Después fue “hostess” en un Outback Steakhouse, y luego Barista otra vez en Fremont.

El padre de un amigo le dijo de un trabajo de Barista en Google con mejor pago y se lanzó a la oportunidad, tomando  un trabajo de $14 por hora en un café adentro de las oficinas principales de Google. Le gusto el trabajo, pero había una gran desventaja – el plan de salud. Después de dar a luz a un hijo en el 2018 sus primas de salud subieron a $800 por mes, $9,600 por año – una tercera parte de su salario neto. “Eso me dolió” dijo Souza-Rivera. “Estaba contenta donde trabajaba, pero en el fondo sabía que sería mejor si tuviéramos una Unión”.

Un día en el 2018 escuchó a unos compañeros de trabajo discutiendo una Unión y estuvo interesada. Asistió a una reunión con organizadores de la Unión y rápidamente se vio entusiasmada acerca de tener una Unión “Era el sentimiento de la comunidad” dijo “Era un ambiente positivo”. Al poco tiempo estaba pidiendo a compañeros que firmaran tarjetas apoyando una Unión, y algunas veces tenía que ser convincente. “Muchas personas, cuando escuchan la palabra ‘Unión’ temen que se van a ver en problemas” dijo.

En ese tiempo, Souza-Rivera y unos 2,300 baristas, cocineros, lava platos y otros trabajadores de comidas de Google no trabajaban directamente para Google sino para Compass Group, un contratista. Compass cedió el reconocimiento de la Unión en diciembre del 2019 después que la gran mayoría de los trabajadores firmaron tarjetas diciendo que querían unirse a UNITE HERE, la Unión de los trabajadores de hoteles y restaurantes. Una vez que se firmó un contrato, la mayoría de los trabajadores recibieron un aumento de salario de 25 por ciento, generalmente de $3.60 a $5 por hora.

“Yo estaba ganando $14 por hora, ahora gano $27 por hora” dijo Souza-Rivera. Su salario ha aumentado tanto debido a aumentos salariales por los cuales la Unión negoció, en parte porque fue promovida a supervisora y en parte porque Google y Compass aumentaron los salarios para ayudar con los altos costos de vida de Silicon Valley. Como supervisora, Souza-Rivera ahora supervisa a un pequeño equipo de baristas en su café, el Fresh Market Cafe, dentro del complejo de Google en Sunnyvale.

“Ahora no pago nada por seguro de salud” dijo – probablemente su parte favorita del contrato de la Unión Es más, tiene un plan de salud “platinum”, mejor que su anterior plan.

Madeleine Souza-Rivera con su esposo y su hijo

Cuando Souza-Rivera inicialmente consideró una Unión, su enfoque era mejor salario y cobertura de salud. “Las pensiones no eran ni una idea, y acabamos obteniendo eso” dijo. El contrato de la Unión dice que Compass tiene que contribuir $3 por hora para una pensión, es decir $6,000 por año para un trabajador de tiempo completo. Es más, la compañía iguala 30 por ciento de las contribuciones 401(k) de los empleados.

No solo eso, como el área de Silicon Valley es cara para vivir, Compass y Google – impulsados por UNITE HERE – aumentaron el subsidio de vivienda y transportación a $400 por mes.

“Es formidable” dijo  Souza-Rivera acerca de tener una Unión

El contrato de la Unión también dobló la cantidad de días pagados por enfermedad, los trabajadores reciben 6 por año. Además dio a los trabajadores dos semanas de vacaciones pagadas en su primer año, cuatro semanas de vacaciones después de cinco años en el trabajo, y seis semanas después de 20 años.

Ella alabó el papel de la Unión durante la pandemia. “Me mantuvo informada, no me quedé a obscuras”. Dijo que unidos, Compass, Google y la Unión hicieron un terrífico trabajo asegurando que los trabajadores mantendrían su seguridad de empleo y continuarían recibiendo pago durante la pandemia, aun cuando las oficinas, cafés y cafeterías de Google estuvieron cerrados.

Un beneficio adicional de su trabajo fue que  Souza-Rivera conoció a su futuro esposo, Francisco, en Google, donde él era un lava platos. Ella empezó a trabajar en Google un mes de agosto y conoció a Francisco en otro agosto y eso los inspiró a nombrar a su hijo August. “Podemos ahorrar dinero para él” dijo “No creo que podríamos hacerlo al menos que tengamos cuidados de salud gratuitos. El dinero se pone en su cuenta de ahorros para que cuando sea mayor tendrá algo para él mismo”.

Ella habla emocionada acerca de llevar a August de tres años a las manifestaciones sindicales “Le muestro que tenemos voz, le dejo saber que él tiene voz”. También han llevado a August a Disneyland y Lake Tahoe – vacaciones que ella nunca se hubiese imaginado mientras pagaba $9,600 por año de primas de salud.

Como Steward de la Unión, la anteriormente cohibida Souza-Rivera frecuentemente habla ante grupos de trabajadores para explicar los detalles de su plan de salud. “La Unión realmente me ayudó a tener confianza y seguridad en mi misma” dijo.

Souza-Rivera ha escuchado las críticas anti-unión acerca de lo gravosas que supuestamente son las cuotas de la Unión. “Las cuotas no son nada para mi” dijo “Ni siquiera me doy cuenta de ellas”. Cuando le preguntaron como ve el papel de las Uniones, Souza-Rivera respondió: “ Una Unión está allí para asegurar que no te estén pisoteando y que estés cuidado, para asegurar que tu trabajo vale la pena, que vas a tener buenos cuidados de salud, para asegurar que no te tratarán mal”.